Our Great Posts

UNA MAÑANA A OSCURAS

Siguiendo con mi estilo fiel.. o sea optimista a morir.. Hoy será como el tema de la cancioncilla…
Como dicen que nada es casualidad, el temita estaba en mi spotify ¡sin haberlo yo invocado!…
Despertar y cachar que la cabra chica ta mala de la guatita. Aprovechar la levantá temprano pa meterme a la ducha antes que me de la lata y me vuelva a meter a mi camita.
Mmmmmm….ducha calientita, cuando de repente….

Yo: !Quien está jugando con la luuuuuz!….
Una voz: klsdfnjknkofoiwjdfoj
(La luz se prende y se apaga varias veces)
YO: ¡QUIEN MIERRRRR ESTÁ JUGANDO CON LA LUUUUUUUUUZ!
Vale: Se cortó la luz mamá… Deja de gritar como loca.
Yo: Ah

Y así comencé la tarea de bañarme de memoria imaginando que habían
“mostros” en la bañera y que uno levantaba un brazo para atraparme y … eh….la verdad, no se qué podría hacerme un mostro a mi… Emoticono unsure
Cuando luchaba por quitarme de la cabeza la idea de un mostro bien sexy escondido en mi bañera, una tenue luminosidad alumbra de pronto el cuarto oscuro que es mi baño sin luz.
El Gonza había sacado todas las velas que encontró para iluminar un poco y sin pudor alguno se adentró hasta donde estaba yo pilucha discutiendo con mi mostro imaginario.
Luego de aquél bochornoso momento y en medio de las tinieblas comencé a buscar mi cepillo de dientes rosadito, le puse la pasta de dientes y comencé mi tarea… pero espera.. ese cepillo era algo diferente… ¡¡No era el mío!!… Guaaaaaa!!!
(¿Ya los estoy aburriendo?… bueno, no importa)
Luego de buscar también a tientas algo que ponerme y comenzar a vestir a la mona chica, caché que en toda la cuadra no había luz, como tampoco en los edificios del frente, “apagón” dije yo. ¡No! peor… ¡fin de mundo!.. (Estoy leyendo Los Juegos del Hambre ok,, no se fijen)
Luego de un sinfín de cosas más que me ocurrieron antes de salir de casa; llegando a la esquina, semáforos apagados, tacos. No se podía cruzar la calle. Caminamos hasta el metro para cargar la nunca bien ponderada “Bips” y zuacate.. la custión se había bloqueado.¡WTF! dije yo.. ¡pero cómo!. ¡Qué hago yo ahora!
Puede comprar otra bipssss, me dijo la cajera y yo, sin niuno en los bolsillos… pa variar. (Aquí es donde el Gonza me va a decir que cómo se me ocurre ventilar nuestra horrible realidad por el FB jejeejej)
Sin quedarme otra opción que comprar dos boletos y viajar en el asquerosísimo metro de santiago, hice de tripas corazón y esperé dignamente poder subir a algún vagón antes de las 10 de la mañana.
Al menos no fue tan horrible.
Llegué justito a la hora. Después de hurgar en mi cartera para ver si encontraba unas moneas perdías pal sanguche matutino.
Lo peor vino cuando observé mi rostro en los espejos del ascensor y me di cuenta que… ¡no me había puesto la cara! y llevaba la blusa al revés y mi pelo era un asco.
Recordé que mi hija me preguntó, en algún momento de la mañana, si cuando yo era pequeñita existía la luz… GUAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

0

0 Comments

Deja un comentario