Our Great Posts

UNA HOJA DE LECHUGA ASESINA

Iba yo caminando tranquilamente. Manos en los bolsillos, moviendo las caderas, así como que no quiere la cosa y pensando en nada. De pronto, semáforo en rojo.. mmm tendré que esperar, pero oh milagro, se podía cruzar, no pasaban autitos ni micritos. Dignamente puse una patita en el duro asfalto y luego la otra, cuando de pronto… ¡¡¡UNA VIL HOJA DE LECHUGA SE CONVIERTE EN MI ASESINA!!!!, y mis piernotas comienzan a abrirse y a abrirse y a abrirseeeeeeeeeeeeeee… cual bailarina de ballet y como yo, de ese estilo no cacho ná… opté por dejar caer estrepitósamente mi gran cu… , eso… sobre el frío y húmedo cemento.
Dignamente intenté levantar mi humanidad y un gentil caballero (chiquitito eso si) ayúdome a volver al estado vertical. (Menos mal que en el intertanto dio luz verde que si no, más encima quedo debajo del transantiasco)
Que uno ya no se pueda ni caer tranquila en pleno centro de Santiago de Chile, y con escándalo, sin que algún conocido te vea y le avise a la familia…. QUÉ BOCHORNO!!!! (esto de ser famosa jejejeejej)

0

0 Comments

Deja un comentario