Our Great Posts

POR EL BARRIO DE LOS 40 y TANTOS (El mío al menos)

  • 1 Comments
  • 28 noviembre, 2014
  • by Sam_Mezylv
  • amor, mujer, rabia, recuerdos, reflexiones,
  • Leave a comment

No, no hablaré de lo bien que lo pasamos a esta alocada edad. Bueno,  tampoco está tan mal pero, como en toda etapa existen altos y bajos.

No concuerdo con esas ideas de que lloramos menos, y reímos más y follamos sin preocuparnos de las “heridas de guerra” que nos fue dejando el inexorable paso del tiempo. Eso no es tan así. Yo pienso que incluso nos preocupamos más.

No se si nos gusta hacernos las valientes y decir que aquí no pasa nada pero de verdad que pasa y harto.

A esta edad hay muchas mujeres que están quedando solteras; ya sea por una separación, viudez o simplemente porque ya no encontraron a esa persona con la que unir su vida. Aunque también están aquellas duras. Aquellas que dicen que están mejor solas y se unen a causas feministas y tienes su mesita de noche llena de juguetitos sexuales. Pero de ellas no hablaré. No ando de ánimos para entrar en polémicas sexistas inventadas. Allá ellas; cada loco con su tema.

A esta edad incluso podemos llegar a ponernos más inseguras. ¿Cuántos casos no he visto por ahí de mujeres bien pasados los cuarenta, que se visten como niñas de 20 y se maquillan ídem? Incluso buscando jóvenes amantes, me imagino que con la secreta intención de no sentirse viejas.

También están las que llevan casadas ya por muchos años con el mismo hombre. En estos casos hay dos opciones. La mejor pero la más extraña, es que haya encontrado al amor de su vida y ahí todo bien. Verás a una mujer madura plena y feliz. Pero lamentablemente no es lo más común.

Gran cantidad de relaciones, en este punto, comienzan a tener conflictos; ya sea por infidelidades, aburrimiento, insatisfacción, problemas económicos, violencia, porque lo único que los mantenía unidos eran los hijos y ellos ya dejaron el nido, etc, etc, etc. Ah y no olvidemos  “las cincuenta sombras”. Ese manual de sadomasoquismo que llevó a muchas a querer tener al “bad boy millonario” (punto no menor), y que sin duda hizo colapsar más de una relación por ahí. (La manía de algunas (os) de mezclar la fantasía con la realidad)

Y así tenemos que por estos barrios tenemos un popurrie de esquizos, maniáticas y sadosentimentaloides que no lo estamos pasando tan bien como quieren hacerles creer.

Veo mucha soledad. Y la peor es esa soledad que se lleva en compañía.

Ahora todo es “express”. Todo rapidito, sin involucrar sentimientos, ni tiempo y así se pasa la vida y no te das cuenta que ya tienes 40 y estás en una heladería a las 10 de la noche tomándote un helado sola o en compañía de otras mujeres en la misma situación tuya.

El paso del tiempo es algo con lo que no podemos lidiar. No puedo cambiar nada de lo que he hecho, tampoco es que quiera. El punto es cambiar hacia adelante, el presente y como consecuencia, el futuro… pero no hay ganas, ni fuerzas, ni motivación.

Se siente como si las batallas y las guerras ya estuvieran perdidas antes de siquiera haber comenzado a luchar. Como que te dices  “…ya pa qué?”

Sí, lo se…estoy hecha una vieja amargá. Una real. Una mujer de 40 y tantos real, no de novela, ni de estadísticas “mula”. Una que se enfrenta a sus miedos y a sus inseguridades y decide esconderse. Y tengo todo el derecho como las que prefieren ir con una máscara de sonrisas por la vida mientras su mundo se desmorona tras ellas.

(Escrito en momento de bajón… de repente luego lo edito.. o tal vez no… Es un vómito de ideas sin mucho meditar)

 

0

1 Comments

Oscar emerson
Hola amiga tanto tiempo la verdad es un tema para ambos sexos yo estoy a la vuelta de la esquina de los 40 aún respiro los treinta y tantos y aunque uno no lo quiera preocupa ese numerito "40", tocas muchos temas importantes pero me quedo con eso de la soledad en compañía...que triste aquello... un abrazo..

Deja un comentario